Costarricense

La EXPOsición Permanente de la Edición COSTARRICENSE, es un programa auspiciado por el Sistema Editorial de Difusión Científica de la Investigación (SIEDIN) la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR), que goza del respaldo financiero y administrativo de la Fundación para la Investigación de la Universidad de Costa Rica (FUNDEVI). En los ámbitos académico y editorial de nuestro país se le identifica con el nombre Librería Universitaria y su local principal se encuentra en el costado sur del Edificio Saprissa, perteneciente a la UCR y ubicado en la zona central del cantón de Montes de Oca.

El programa se inició a principios del año 2002, como una respuesta experimental a varios problemas relacionados con el mercadeo y la circulación de las publicaciones académicas y, en general, de las ediciones costarricenses de libros, discos, revistas y publicaciones en otros formatos. Durante muchos años, la producción editorial nacional se vio enfrentada a una diversidad de restricciones en el acceso a las librerías comerciales. De acuerdo con un estudio de los catálogos disponibles en 2001, solamente en libros (con excepción de los textos escolares) la oferta sobrepasaba los 2300 títulos, de los cuales una gran mayoría no se encontraba en los estantes de las librerías comerciales. Posteriormente se estableció que el número de títulos costarricenses ofrecidos al público es, posiblemente, superior a los 5000. Una inspección realizada a fines de 2001 en las librerías más importantes de Costa Rica permitió constatar que el establecimiento mejor provisto de publicaciones nacionales no sobrepasaba los 350 títulos, es decir, tan solo alrededor del 7% de la oferta.

Mientras tanto, la administración superior de la Universidad de Costa Rica instruyó al SIEDIN para que gestionara la instalación de un sitio de venta de las publicaciones de la Institución, incluidas, desde luego las de la Editorial Universidad de Costa Rica. La Dirección del SIEDIN, dispuesta a cumplir dicho mandato, propuso a las editoriales públicas y privadas un proyecto que, en vez de poner énfasis en las ventas, lo pusiera en la exhibición y la divulgación de los productos editoriales nacionales publicados

en cualquier formato. La idea fue acogida con entusiasmo por los editores y por los autores independientes y, en vez de crear un puesto de ventas específico de las publicaciones de la UCR, se habilitaron un local y un dispositivo de administración que muy pronto adquirieron el carácter de una feria permanente de las ediciones costarricenses. La regla básica del funcionamiento del programa consiste en que toda edición nacional que esté disponible para la venta al público tiene un lugar asegurado en sus estantes, de manera que su administración no puede rechazar ninguna publicación de editor o autor costarricense, siempre que este cumpla con un conjunto muy simple de condiciones, entre ellas la de permitir que la publicación sea exhibida y comercializada.

Tras cinco años de funcionamiento, el programa se ha tornado auto sostenible y alberga en sus estantes y bodegas más de cinco mil títulos costarricenses de libros, revistas y discos compactos de interés académico, así como un gran número de publicaciones extranjeras que han sido recomendadas en diferentes cursos y actividades del sistema de enseñanza superior de Costa Rica. Por otra parte, el EXPO COSTARRICENSE opera como agente de ventas de las publicaciones de sus proveedores.

Es de destacar el hecho de que el programa cuenta con el reconocimiento y el sostén renovados de las autoridades de la UCR y de la FUNDEVI, así como con la colaboración de los más de trescientos editores y autores independientes que constituyen su registro de proveedores.